martes, 23 de mayo de 2017

"Mi consejo es que hay que hacerse rico antes de hacerse viejo"





Estimados, les comparto una nota muy interesante publicada el domingo en el diario La Nación
Autor:


http://www.lanacion.com.ar/2025564-tener-ahorros-para-la-vejez-un-desafio-para-personas-y-paises


miércoles, 22 de marzo de 2017

SER AMIGO DEL TIEMPO…

Por JORGE OSCAR NOVELLO

Reflexionando sobre lo vivido y experimentado observo que cuando tengo al “TIEMPO” de mi lado, estoy mejor, más amplio, más cómodo, soy más eficiente.
Cuando éste se ausenta, aparece el apuro, la violencia y el mal trato.
Que difícil se vuelve cualquier negociación sin tiempo...
Distinto es cuando prevenidos de su “necesaria asistencia” contamos con ÉL como “uno” más en las reuniones.

Aprendamos entonces a convocarlo en cada cita como lo hacemos con nuestros clientes, con nuestro jefe, con nuestro asistente,  sucede que muchas veces no sabemos cómo hacerlo, dado que no figura su número o mail en nuestra libreta de contactos, esto acaece porque desconocemos su esencia, porque lo hemos “ perdido” en más de una oportunidad, cuando en otras lo hemos “ matado”, que hacer entonces?…recompongamos nuestra relación con el “TIEMPO”, busquemos su amistad, propiciemos el orden en nuestras acciones, programemos, planifiquemos, seamos predecibles en nuestro accionar, ordenemos nuestra mente , nuestros pensamientos.

Algo que me sirvió en innumerables oportunidades fue la sinceridad con mis clientes, seguida de la responsabilidad extrema en la resolución del tema,  vamos a un ejemplo: sucedía que el cliente víctima del apuro me solicitaba algo para “ayer”,  la mejor forma de lograr convocar ese “tiempo” que faltaba era poner los pies en la realidad y decirle al que estaba del otro lado cual era el lapso concreto que tomaría la realización de lo que demandaba, una vez pronunciado ese tiempo, fueran horas, días o meses tendría yo que cumplir inexorablemente con mi palabra, esto me aseguraba poner al “tiempo” de mi lado, y sin la violencia del apuro actuar más conscientemente en pro de la resolución eficiente del caso en cuestión.

Sobre el valor del tiempo, dice Gonzalez Pecotche en su Libro Exegesis Logosofica:
“La falta de tiempo que acusan quienes creen estar absorbidos íntegramente por sus preocupaciones, arroja un déficit que tarde o temprano concluye por producir serios desequilibrios en sus vidas.
Existe una medida del tiempo que todos debemos conocer: Si en diez minutos puede cumplirse un quehacer y no lo hacemos, y por el contrario derrochamos el tiempo ocupando en ese quehacer dos horas, habremos gastado inútilmente un valor que en lo futuro tendremos que lamentar.
El tiempo es uno de los agentes de mayor importancia en la senda del perfeccionamiento.
Perfeccionamiento también significa simplificación, intensidad, velocidad.”


Me pregunto ahora, quiero su amistad, quiero tenerlo de mi lado? Tiempo es dinero y tiempo también es vida, tiempo que se pierde es vida que se va...
En nuestra Profesión mucho ha de valernos tener tiempo, para ser generosos con él, puesto que nuestra labor también requiere del tiempo del otro, tenemos mucho por concientizar, y para empezar debemos ser ejemplos de su buen uso.

Los dejo tengo una reunión en 20 minutos, un placer compartir MI TIEMPO con Uds.

Autor JORGE OSCAR NOVELLO
DIRECTOR NUEVOS NEGOCIOS en GM ADVISORS S.A.
DOCENTE EN FUNDACION LOGOSOFICA
EXPERTO EN SEGUROS
https://ar.linkedin.com/pub/jorge-oscar-novello/33/a1/43

lunes, 30 de enero de 2017

¿QUERER ES PODER?

Por Jorge O. Novello

Años han pasado y esta célebre frase se sigue escuchando, más como una afirmación que como una pregunta, pero ¿acaece en cada uno de nosotros esta realidad?

Observo que si no hay conocimientos es difícil que se pueda…
El saber acrece la voluntad, es decir incrementa mi poder real…

Para saber debo someterme a un proceso de adquisición de conocimiento sobre aquello que no sé.

Definiendo los pasos del Proceso de Adquisición de Conocimientos del siguiente modo:

1. ME INFORMO SOBRE LA MATERIA QUE DESCONOZCO
2. ENTIENDO LA INFORMACIÓN
3. BUSCO EN EL CAMPO EXPERIMENTAL LA COMPROBACIÓN DE LO ENTENDIDO
4. PERFECCIONO EL FRAGMENTO DE CONOCIMIENTO ADQUIRIDO

Dice Gonzalez Pecotche en su libro Introducción al Conocimiento Logosófico: ¨El conocimiento es una de las posesiones a que más debe aspirar el ser humano, ya que la posesión del conocimiento facilita la posesión de todo lo demás. ¨

Preguntaría ahora: ¿siempre siento aquello que quiero o simplemente es un deseo pasatista? ¿Tengo en cuenta este aspecto en cada resultado que voy concretando?

En mi experiencia: cuanto más íntimo es el anhelo por alcanzar algo, cuanto más participa mi corazón, más cerca me encuentro de eso que quiero… Obvio que poniendo la mente en las mejores condiciones mucho se me facilitará elaborar los propósitos que me conduzcan conscientemente a eso que anhelo realizar, por la vía más rápida y efectiva.

¡Se puede! 
¿Se quiere?


Autor: JORGE OSCAR NOVELLO
DIRECTOR NUEVOS NEGOCIOS en GM ADVISORS S.A.
DOCENTE EN FUNDACION LOGOSOFICA
EXPERTO EN SEGUROS
https://ar.linkedin.com/pub/jorge-oscar-novello/33/a1/43

lunes, 9 de enero de 2017

¡Si!

Por Jorge O. Novello

Que agradable es al oído escucharlo… ¿no?

Cuando este monosílabo suena, las puertas se abren, todo brilla, es un rayo que ilumina el camino…

¿Cómo llegamos entonces al “SI”?

Promoviendo acciones positivas, de apertura, conciliando, buscando la mejor posición de todas las partes en la negociación… Así seguro que también ganamos…

Es en este “win-win” que hay que estar muy atento por el bien de uno y por el bien del otro; la partícula negativa siempre vigila y en cuanto nos descuidamos aparece el tenebroso ¡NO! Y todo se oscurece una vez más.

Nosotros, los vendedores, debemos aprender a construir puentes, todo el tiempo. Puentes que nos permitan llegar al otro de un modo cómodo, sin apresuramientos, con el tiempo como amigo y desde mi experiencia siempre el “SI” estará al aguardo de nuestra llegada…; dado que esa expresión positiva nace con nuestro esfuerzo en pos de llegar al otro extremo con algo para dar.

Esperar el “SI” de parte del otro, sin esfuerzo alguno para lograrlo, sería confiar en el azar.

¿Imaginan un mundo donde todo sea “SI”?

¿Hacemos la prueba?

Jorge O. Novello
http://www.sellingpoint.com.ar/category/columnistas